fbpx

Te ha pesado las consecuencias de tus malas decisiones

Te ha pesado las consecuencias de tus malas decisiones alguna vez en tu vida que te hacen da√Īo |antesdeamar.com

Te ha pesado las consecuencias de tus malas decisiones , El ver esta pregunta me hace pensar en el resumen de mi vida.

Si una mujer de comodidades que no era medida a nada.

Que todo se arreglaba con dinero, hasta en los estudios, la verdad no me interesaba el estudio mientras tuviera dinero lo dem√°s era de menos.

Mis padres empecinados en que fuera una profesional, para que manejara las riendas de las empresas, no les di gusto, decid√≠ estudiar dise√Īo de modas.

Me dejó de importar en los primeros semestres, decidí retirarme, comencé a ir a fiestas ,viajar con mis amistades.

De esas amistades conocí a un hombre apuesto por cierto de familia adinerada.

Por la presión de mis amigas decidí conocerlo y tener una noche desenfrenada con él, así paso.

Fue una noche inolvidable de excesos, después de eso me ilusione en tener un romance de novela y no fue así.

Ese hombre llegó ser el hombre más promiscuo, egocéntrico que había conocido, pasados los meses, ya olvidando atrás todo, quedé embarazada, síntomas iban y venían.

No sab√≠a qu√© hacer, lo √ļltimo que deseaba en mi vida era ser madre, con apoyo de mis amigas y sin saberlo mis padres, como iban a saber si estaban en sus negocios.

Era poco lo que compartíamos, éramos una familia artificial, decidí abortar, después de ello no volví hacer la misma.

Ante la presión de mis padres retome los estudiosos esta vez era admiración de empresa.

la imagen muestra a ti te ha pesado las consecuencias de tus malas decisiones
te ha pesado las consecuencias de tus malas decisiones

Todo se soluciona con dinero no hice el mayor esfuerzo de ser la nerd, no era la √ļnica en la carrera entre esos estudiantes estaba jean, se form√≥ una buena amistad.

Salíamos mucho con otros amigos, tomar, bailar  era lo que realmente me hacía escapar de la vida tan protocolaria que llevaba, con jean ninguna noche fue aburrida.

Con el llegue a conocer las drogas, drogas cada vez más me gustaba,  tener noches de placeres con jean. 

Aqu√≠ fue cuando pregunte ¬ŅTe ha pesado las consecuencias de tus malas decisiones ?

Todo junto era mi divina adicción, después supe que jean comercializaba las drogas que me regalaba.

Cuando quise frenar las cosas, evitar que esto no siguiera pasando ya era demasiado tarde.

Un viernes de esas interminables noches, bailando en la discoteca a jean lo asesinan por cuestiones de su sucio negocio que tenía.

Para su familia todo era de no creer y era de esperarse mi familia no se hubiera quedado atr√°s ante tal descubrimiento.

Ya era una adicta a esa porquería droga, el recordar lo especial que era jean conmigo, que no debió morir de esa forma, me hacía abstenerme a no consumir más.

No podía ocultarlo a mis padres, en vacaciones les dije a mis padres que iba a viajar con mis amigas pero no fue así.

Decidí entrar en un centro de rehabilitación, desintoxicarme y empezar emocionalmente desde cero.

Después de un tiempo lo superaba poco a poco, asistiendo semanalmente a terapia.

Quise centrarme en los estudios pero llegar a la universidad, recordar lo mucho que compartía con jean me lastimaba.

Me lamentaba el que no me haya dado cuenta que lo estaba empezando amar, que podía de una u otra forma evitar su muerte.

Termine con total mediocridad la carrera, mis padres orgullosos de que su √ļnica hija tomar√≠a los negocios familiares, como motivo de escabullirme de toda responsabilidad.

Les comenté a mis padres que tenía que irme a otro país a especializarme, cosa que dieron un si como respuesta.

Me especialice, también salía, conocía cultura, personas,  me hacía tan bien estar ahí, en la especialización tuve un noviazgo muy formal.

Era el hombre perfecto para mi, profesional, con poder y mucha ambici√≥n, despu√©s de 3 a√Īos me propuso matrimonio y me cas√©.

El orgullo de mis padres estaba por las nubes, más sin embargo no dejaron de insistir en que me encargará de los asuntos familiares que con la ayuda de mi esposo Fran manejamos desde otro país.

Con mis dos embarazos las visitas, las reuniones de negocios lo hacía Fran por mis condiciones y cuidados que debía tener.

Nacieron mis hermosos hijos pero la vida de madre siempre ser√° un giro de 360 grados, le otorgue toda responsabilidad a Fran sobre los negocios de las empresas.

Pasados los a√Īos Fran no compart√≠a con nosotros, todo era trabajo d√≠a y noche.

Los fines de semana era salidas con sus amigos a los clubes, jugando, viviendo, cada vez la situación y la monotonía se hacía cada vez más insoportable.

Eso me hacia da√Īo¬†

Llegaba tomado hasta altas horas de la noche, el estaba tomando malas decisiones.

Ya mis reclamos no se hacían esperar hasta que llego el punto de las agresiones verbales y físicas.

No dejaba verme de nadie, no tenía amistades, si le comentaba la situación a mis padres.

Le dar√≠an el lado a Fran por ser un excelente gerente en la compa√Ī√≠a, que hab√≠a alcanzado a lograr los mejores negocios.

Me refugié en el silencio por el bienestar de mis hijos, mantener la falsa imagen de la familia perfecta.

Pasado un a√Īo de resistencia todo se agravaba, Fran apostaba en juegos de azar, perd√≠a dinero se desquitaba conmigo, hasta lleg√≥ a tener otra mujer.

La empresa desmejoraba considerablemente, mis padres se alejaron, quitando todo apoyo, confianza sobre nosotros.

Estaba atada puesto que había cedido todo poder a Fran, ante la escasez Fran se marchó.

Yo me estaba volviendo loca no tenía ni un peso, no me sentía segura de trabajar, en ejercer la profesión que jamás aproveché.

Me sent√≠a sola, el ver a mis peque√Īos sin nada que ofrecerles.

No merecían la suerte que iban a tener, que fui una egoísta de pies a cabeza, decidí dejarlos en adopción.

Que no te pase esto! 

Fue el momento más duro que había tenido que vivir, mi alma estaba en mil pedazos cuando los entregué, pero lo hice para que no vivieran desgracias que jamás viví.

Quiz√°s si fui cobarde por no afrontar las situaciones de las malas decisiones, por que mis padres no me educaron con valores y principios.

No merec√≠an tener la clase de mam√° que era, pasados a√Īos tratando de empezar de cero no consegu√≠a lograrlo, no sab√≠a ni c√≥mo lavar un plato, en lo √ļnico que logr√© hacer fue vender peri√≥dicos.

Con lo poco que ganaba, pagaba mi estad√≠a en un cuarto de alquiler, tratando de saber, recuperar a mis hijos no lo consegu√≠, los a√Īos no consiguieron olvidarme de ellos.

Teniendo ahora 75 a√Īos en un asilo, respaldado por una fundaci√≥n, me encuentro contando mi historia.

Escrita por una de las enfermera, se preguntar√°n ahora Cecilia por que no seguiste con la b√ļsqueda de tus hijos.

Explicarles todo y de una u otra forma tenerlos, lo hice con la ayuda del personal del asilo.

Supe que mi hijo es un excelente juez en los estados unidos, mi hija es una reconocida pediatra.

Cuando supieron que a√ļn exist√≠a,lo que m√°s deseaban era que estuviera muerta, en estos momentos quiero estarlo.

Pero los psicólogos y demás profesionales me han acogido, me han brindado ese amor de familia que jamás tuve.

Te pregunto a ti, Te ha pesado las consecuencias de tus malas decisiones ?

Los que estén leyendo mi historia en esta página les quiero dar un consejo.

¬ęLa vida es corta, hay que saberla vivirla siempre con madurez, con sabidur√≠a y sensatez, valorar cada persona, momento que tengamos por qu√© todo es prestado y lo que te llevas es el resultado de lo vivido¬Ľ.

Ya sabes si alguna vez Te ha pesado las consecuencias de tus malas decisiones no esperes y corrige eso hoy mismo.

Gracias por leer este post, queremos leer tus comentarios o si tienes una historia de vida envíala y la publicaremos para que ayudes a otros si están en la misma situación.

Te invitamos a seguirnos en nuestras redes sociales y también a compartirlo, alguien debe estar necesitándolo en este momento.
Antesdeamar.com

 

A %d blogueros les gusta esto: